Stallman en Festram.

La visita de Richard Stallman a Santa Fe comenzó a gestarse a principios de año, con el objetivo de darle mayor visibilidad e impulso al activismo por la reglamentación de la Ley 13.139. El Observatorio de Cultura Libre del Litoral fue el núcleo en el cual se inició la organización, sumado a TramaTierra, Adul y, en un primer momento, la Tecnicatura Universitaria en Software Libre, la cual finalmente no participó en el proyecto dado que desde la institución en la que se enmarca, la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas, desconocieron la lucha por la reglamentación de la ley. Por la misma razón la charla principal de Stallman, programada para desarrollarse en el Paraninfo de UNL, se realizó finalmente en la sede -y con el apoyo- de Festram.
En el último mes, previo a la fecha de los eventos, la tarea del Observatorio se intensificó, no solamente por los preparativos en sí, sino por el gran esfuerzo de difusión realizado, participando en entrevistas en medios locales, tanto en televisión y en radio así como también en la prensa gráfica.
El recorrido de Stallman por la ciudad contó con dos instancias de fuerte visibilidad y alcance social, ambas desarrolladas el miércoles 7 de junio: por la mañana, participó de un panel sobre la importancia de la utilización del software libre en el Estado,realizado en Legislatura, junto a la Diputada Patricia Chialvo  y el Prof. Oscar Vallejos como miembro del Observatorio; por la tarde ofreció una charla pública titulada “El software libre y tu libertad”, con el objetivo de divulgar las premisas de lo que se entiende por software libre, sus ventajas y relevancia política.
Ambos eventos contaron con streaming de audio en vivo, que a su vez fue grabado, gracias al trabajo voluntario de los miembros del movimiento de radios comunitarias y software libre.

EN LEGISLATURA

La gestión en la Cámara de Diputados de Santa Fe, para la realización del panel, fue presentada por el Diptuado Carlos del Frade, que junto a la Diputada Patricia Chialvo, han colaborado y apoyado el activismo por la reglamentación de la ley de software libre. La propuesta fue aprobada por la Resolución N.º 972 de la Cámara de Diputados, y se desarrolló en el Hall de la Legislatura desde las 9 de la mañana del miércoles 7.
En el panel participaron Richard Stallman, la Diputada Chialvo y Oscar Vallejos como miembro del Observatorio. La presentación de Stallman y la moderación del intercambio con el público estuvo a cargo de Martín Morales, también miembro del Observatorio.
La apertura estuvo a cargo de Patricia Chialvo, que señaló su participación en el panel como orientada a dar un “marco político” al encuentro. Comentó que en 2004 se aprobó la Ley 12.360, modificada en 2010 por la Ley 13.139, cuyo período de reglamentación venció en diciembre de 2016. En conjunto con el Diputado Carlos Del Frade presentó una solicitud de extensión en el plazo de reglamentación, que todavía no ha sido tratado. La Diputada planteó que habría que proponer modificaciones al proyecto, y señaló que el propósito de la Ley es fundamentalmente establecer una política dirigida al propio estado, regulando toda la información que se maneja y circula en sus ámbitos, estableciendo de una manera ordenada el vínculo con la ciudadanía, y combinando cuatro elementos: el Estado, el mercado, la ciudadanía y la educación. El último de estos elementos, establecido por el Artículo Nº3 de la ley 13.139, que plantea la enseñanza de la utilización de software libre en el ámbito educativo formal e informal.
El panel continuó con la participación de Oscar Vallejos, del Observatorio de Cultura Libre del Litoral, que problematizó el modo en que se producen las leyes en relación a los grupos activistas: por un lado, mediante la participación directa de los activistas, cuando estos fijan el contenido de una ley y por lo tanto la legislación es en consonancia con sus debates (con el ejemplo de la Ley de Identidad de Género); y por otro lado, cuando el activismo es de trasfondo, es decir, sin que se participe de manera directa en la gestación de la ley, quienes trabajan legislando adquieren una conciencia que establece el activismo y sobre eso producen leyes. Éste último sería el caso de la Ley 13.139.

Panel en Legislatura.

Vallejos señaló además que, el hecho de que la ley haya sido aprobada por unanimidad, si bien ha sido señalado como una condición negativa -habría sido producto, se sugiere, de los acuerdos espúreos de las negociaciones entre políticos-, desde el Observatorio se plantea que esto no fue así, sino que el voto unánime se debe a que era “moralmente imposible que los Legisladores no aprobaran algo de importancia vital para el Estado y para la ciudadanía”. Comentó además sobre la actividad del Observatorio en el proceso participativo en el dictado de normas, organizando y elevando proyectos de reglamentación al Ejecutivo, manteniendo reuniones, dictando talleres y foros de debate; pero sin que el Ejecutivo reglamente la Ley. Se plantea entonces la pregunta, “¿qué pasa cuando el Estado no cumple la ley?”. “Tenemos un Estado provincial que ha realizado una ley destinada a regular la tecnología que el propio Estado va a usar, y sin embargo incumple esa ley”.
Indicó, además, que uno de los puntos importantes de la ley 13.139 es el planteo de un Laboratorio de Software Libre, y que la expectativa con respecto a su creación debe ser equiparable al Laboratorio Provincial de Producción de Fármacos, “porque es de importancia estratégica que el Estado provincial produzca el software que el mismo Estado necesita”.
Finalmente indicó que desde el Observatorio no se apoyan las propuestas de modificaciones a la Ley de Software Libre, porque “entendemos que los proyectos en danza de la modificación de la Ley de SL son para que haya un proyecto a la baja de las condiciones que establece la Ley vigente”, y que, a su vez, la Ley Provincial de Educación debe incorporar como un tema central la articulación de la Provincia con el software libre, es decir, que el software que se usen en la educación en la provincia, también tengan el horizonte de las tecnologías libres.
La participación de Richard Stallman en el panel comenzó contando las características del software libre, partiendo de la idea de que el software libre no es equivalente a software gratis, dejando en un lugar secundario el hecho de si se paga o no por un software. El foco, planteó Stallman, debe ponerse en el aspecto ético del software: lo importante es que el programa respete la libertad del usuario y su comunidad. “Cuando el usuario es el Estado – subrayó – se trata de respetar la soberanía informática del país y los intereses del pueblo, cuya informática hace cualquier agencia pública”.
Luego de indicar algunas características generales de lo que es un programa de computadora, indicó que un software libre es aquél donde los usuarios tienen el control del programa y no, por el contrario, cuando el programa tiene el control sobre los usuarios. La exposición continuó con la famosa esquematización de las cuatro libertades: 0. libertad de uso, 1. libertad de estudiar un software (lo que requiere el acceso al código fuente), 2. libertad de hacer copias del programa y 3. libertad de modificarlo; estas dos últimas libertades son las que permiten el trabajo colaborativo entre usuarios y la redistribución de copias. Si un software no respeta estas libertades, entonces tiene el control sobre los usuarios, y a la vez quien sea su dueño, a través del mismo software, ejerce un poder injusto sobre esos mismos usuarios.
De no ser libre, un programa genera un sistema de poder injusto, “el software privativo no debería existir, es una trampa que invita a los usuarios a someterse al dueño”. Hoy en día, los dueños de los programas son conscientes de su poder, y aprovechan esa condición para someter más aún a sus usuarios, utilizando funcionalidades malévolas a sus programas, cuyo objetivo es, generalmente, espiar a los usuarios, con los ejemplos paradigmáticos del lector de libros de Amazon -que borró sin previo aviso copias de libros-, o las “puertas traseras” de Windows. En cuanto a este último ejemplo, Stallman preguntó a la audiencia, “¿crees que el Estado argentino debería usar Windows? Evidentemente no debería, y cuando se usa en una agencia con función crítica, perjudica la seguridad nacional”.
Continuó señalando el caso de la Agencia de Ciberseguridad Argentina, que ha migrado a Windows, dejando los datos de la ciudadanía en servidores de Microsoft en los EEUU, lo que no ofrece ninguna seguridad hacia su dueño, quien tiene el control del código del programa, y volvió a dirigirse al público con dos preguntas y sus respuestas: “¿qué país es el enemigo principal de Argentina? ¡Estados Unidos! ¿Qué país amparó a los fondos buitres, que atacaron a Argentina? Entonces, esa práctica es rendir al país a su peor enemigo, es una traición”.
Stallman se refirió al proyecto Tecnofé, cuya propuesta significa confiarse a las empresas de software privativo, lo que exige una fe ciega de parte de los usuarios, ya que es imposible saber si los programas privativos tienen funcionalidades malévolas. Finalmente, cerró su exposición indicando que el Estado tiene que usar únicamente software libre, dado que hace su informática por el pueblo y tiene ante él la responsabilidad de asegurar el control completo sobre su información, destacando que “no deben nunca confiar la informática del pueblo a manos privadas”: el Estado, concluyó, tiene que asegurar la soberanía informática del país, sin confiar en ningún programa ni en servidores privados, insistiendo en que no debe rastrearse y acumularse información sobre la ciudadanía si es evitable.

CHARLA PÚBLICA

La charla ofrecida al público general, realizada en la sede de Festram a las 17.00 hs, resultó en una convocatoria de alrededor de 800 personas. Allí se realizaron en simultáneo varias actividades: junta de firmas exigiendo la reglamentación de la Ley 13.139, fotos con carteles que indicaban el mensaje “reglamentación ya” y la mesa de venta en beneficio de la Free Software Foundation (FSF).
Richard Stallman dictó la conferencia “El software libre y tu libertad”, donde repasó extensamente las características del software libre, el modo en que se lo define, el sentido ético que éste pretende, así como los distintos sentidos del respeto de la privacidad y libertad de sus usuarios, así como la historia y el propósito del proyecto GNU y la FSF.

Gran convocatoria en la sede de Festram.
Gran convocatoria en la sede de Festram.

La libertad de los usuarios fue, como es habitual, el punto ético que Stallman planteó como fundamental e impostergable. Remarcó que el respeto a esa libertad no se da por hecho, sino que requiere un trabajo activo desde el mismo momento en que se programa un software y su posterior licenciamiento. “Cualquier programa, por ser una obra escrita, lleva automáticamente un derecho de autor que, por defecto, prohíbe copiarlo, cambiarlo, redistribuirlo y, según el país, también ejecutarlo”, y señaló que para hacer libre un software es necesario hacer una “declaración formal explícita”, es decir, utilizar una licencia de software libre.
En su charla pública el referente de la FSF también diferenció fuertemente el término “open source” o “código abierto” de su propia propuesta política y del software libre, insistiendo en que quienes están detrás de la iniciativa open source se proponen instalar un discurso focalizado sólo en aspectos prácticos sin prestar atención a la dimensión ética, evitando así problematizar la injusticia que acarrea todo software privativo.
Otro punto fuerte de la conferencia fue el eje software libre-educación, partiendo de la idea de que cualquier aula es un espacio para compartir conocimientos, por lo que el software privativo solamente podría estar en ese contexto si lo que se estaría proponiendo es aprender a hacer retroingeniería. El software libre, al plantearse la posibilidad de analizar el código, compartirlo y modificarlo, ofrece sus conocimientos a los estudiantes, en consonancia con el espíritu mismo de la educación en cualquiera de sus instancias. Quienes están vinculados a la enseñanza, así sea como madre o padre de un estudiante, tienen la responsabilidad de luchar por la migración al software libre de las instituciones educativas, porque el software privativo suele espiar a sus usuarios, y eso sería una violación a la privacidad del estudiantado. Continuando con la temática, Stallman insistió particularmente en dar un mensaje fuerte para quienes se forman como programadores, señalándoles que es una falta ética desarrollar software privativo, que atenta, por su propia naturaleza, contra la libertad de sus usuarios.
Hacia el cierre de su exposición, Stallman propuso una visión sobre la problemática del software vinculada a los derechos humanos, expresada en términos que bien vale reproducir textualmente:

“Los derechos humanos nos defienden a los unos de los otros, es decir que, si perdemos un derecho humano, resulta más difícil defender los demás. Hoy en día he visto que usamos la informática para muchas actividades importantes en la vida: el software libre, el control de nuestra informática, se ha vuelto uno de los derechos humanos esenciales para defender los demás”.

Finalmente, invitó a ayudar con el movimiento de software libre, indicando que puede ayudar tanto quien tiene el talento para programar, como quien puede ayudar organizativamente, dando conferencias o ayudando en el activismo en las escuelas o frente al Estado.
Luego de subastar en $1500 un peluche de un Ñu en beneficio de la FSF, Stallman asumió su otra personalidad, la de San Ignucio, adoptando el disfraz de una suerte de santo no católico y recitando una catarata de chistes y juegos de palabras.
Luego de un encuentro con periodistas de distintos medios locales, el cierre de los eventos con Stallman fue en la sede de ATE en calle San Luis, donde se compartió un almuerzo y una posterior instancia de debate con referentes gremiales y activistas de diferentes organizaciones e independientes, en la que se propuso trabajar coordinadamente por la reglamentación de la Ley 13.139 y el movimiento de cultura libre en general.
Crónica de las actividades con Richard Stallman.

2 pensamientos en “Crónica de las actividades con Richard Stallman.

  • 28 Junio, 2017 a las 9:17 pm
    Enlace permanente

    Buenas tardes! El día en que Richard Stallman dió la charla se tomaron fotos sosteniendo carteles con diferentes leyendas, incluso cuando estuvimos sentados antes de que comenzara. ¿ Se puede acceder a una galería de las mismas para buscar la propia?.
    Muchas gracias.

    Responder
    • 10 Agosto, 2017 a las 3:13 am
      Enlace permanente

      Hola, aún no las hemos editado y menos aún colgado. Estamos con varios frentes, esperamos que en breve podamos hacerlo. Gracias!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *